14 de diciembre de 2010 | By: Edy Salazar U.

AGUINALDO DEL NIÑO JESÚS


AGUINALDO DEL NIÑO JESÚS
Salve Dios Rey, Rey Dios te salve
Rey de tierra y cielo
Hijo de Dios vivo
Niño amante y tierno
Que humanado naces
Para llevarme al cielo
Rey Dios te Salve.



PRIMER PASO: La encarnación del Hijo Dios

Aquí se ha de meditar en el amor tan grande que tuvo Dios a loa hombres, pues para liberarlos de la culpa bajo del cielo y se encarno en las purísimas entrañas de María Santísima aquí son las ansias de José y María viendo que se ha cerca el tiempo de ver al divino infante. Alma mía preséntale tu corazón con actos de amor y agradecimiento para que nazca el hijo Dios y pide a la Virgen y al Glorioso San José te apadrinen con su hijo para que puedas estar en su presencia y te conceda la virtud de la pureza. Aquí se rezará 9 avemarías por los nueve meses de espera El Señor te bendiga.

SEGUNDO PASO: Camino a Belén
Consideremos como estando María Santísima y el glorioso Patriarca tuvieron por mandato del Cesar a empadronarse en la ciudad done habían nacido ¡hay que dolor! aquí empiezan las aficiones estando tan cerca el parto y los caminos tan ásperos. Así fueron a Belén donde nacería el niño Dios; postrémonos a los pies de María y de José y pidámosle perdón por nuestras culpas que son la causa de sus trabajos. Se reza tres Padre nuestros y 9 avemarías al glorioso San José. El Señor te bendiga.

TERCER PASO: Buscando hospedaje.
Consideremos, como estos santos esposos llegaron a Belén y busca hospedaje entre parientes y amigos y todos les niegan y se hacen los sordos y no tienen piedad para ellos; Alma mía esta es la ocasión de salir al encuentro de la Virgen y su esposo ofrecerles posada en tu corazón, consuélalos de tus penas y pídeles la virtud de la paciencia y mansedumbre Di tres veces “Jesús José y María os doy el corazón y el alma mía” y reza 9 avemarías. El Señor te bendiga.

CUARTO PASO: En el pesebre
Considera como el afligido corazón de San José al ver que todos le cierran las puertas va hacia los arrabales y viendo un pesebre entra y lo acomoda par que su esposa descanse ¡Alma mía! No le niegues posada a esta santos esposos y en señal que les abres las puertas de tu corazón al divino Niño reza la magnífica y 9 avemarías, pidiéndoles la virtud del conocimiento. El Señor te bendiga.

QUINTO PASO: Nace el niño
Considera que estando la Virgen en oración sintió la alegría del anuncio de la llegada del divino infante, es así que lo ve nacido y lo acoge en sus brazos, lo adora como a Dios y lo estrecha contra su corazón como a su hijo, el mismo jubilo es de San José, más se aflige viendo que el niño llora y tirita de frio, Él calienta los pañales al son de los canticos celestiales que se escuchan, los pastores acuden presurosos le adoran ¡Alma mía ¡ es tiempo de postrarte a sus pies de María y pide que te haga humilde, pues los vez a ellos humillados en un pesebre. En señal de que tu corazón es para Jesús reza 9 Avemarías y di 9 veces “Amo a Dios”.
El Señor te bendiga.

Querid@s Amig@s quiero compartir estas oraciones que encontré en librito antiguo y lo hemos resumido. Para mayor comodidad, recemos juntos, familia que reza, permanece unida.








1 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...

Te visito con una enorme alegría que quiero compartir contigo; al ser abiertas de nuevo las puertas de La gata coqueta, que ha estado descansando por un tiempo bastante considerable, por motivos que te iré contando con el devenir de próximas entradas.

Parto de la base, que he sido dada de alta hace dos meses, tras una ardua recuperación no concluida, acaecida por un periodo hospitalario bastante largo y muy complejo por la cantidad de intervenciones realizadas, pasando la decena.
Esto no tiene en absoluto que ver con la entrada anterior. Lo puntualizo nuevamente para que no se vuelvan a suceder errores de interpretación, al no ser yo la protagonista del periodo que ha vivido la amiga Fracesca...

Ya que la mía ha sido una patología totalmente diferente.

En el blog de La gata coqueta te he dejado una poinsettia, flor de Pascua de bellas y frondosas hojas rojas, con una felicitación para compartir estos días tan entrañables contigo, aquellos que guardan tantos recuerdos y deseos en nuestro haber. Me gustaría que te agradase y disfrutaras teniéndola en tu poder tanto como yo cuando la he decorado con palabras.

Por ser el día que es, me he extendido en demasiá pero se que me vas a disculpar verdad...?

Un beso y un hasta pronto!!

Te espero para que sigan fluyendo nuestros lazos en unión de la amistad.

María del Carmen