5 de abril de 2011 | By: Edy Salazar U.

A CRISTO NAZARENO

ORACIÓN

Jesús, Señor Dios de bondad. Padre de misericordia.

Me presento ante vos con un corazón humillado, contrito y confuso, os encomiendo mi última hora y lo que después de la muerte me espera.

Cuando mis pies perdiendo su movimiento me advertirán que mi carrera en este mundo está próxima a acabarse

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!.

Cuando mis manos trémulas y torpes, yo podrán estrechar el crucifijo y a pesar mío lo dejare caer sobre la cama de mi dolor.

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mis ojos vidriados por el horror de la muerte inminente fijaran en Vos sus miradas lánguidas y moribundas

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mis labios fríos y convulsos pronunciando por última vez vuestro adorable nombre

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mi cara pálida y amoratada, causará lástima y terror a los circundantes, y mis cabellos bañados en sudor de la muerte, erizándose en mi cabeza, anunciarán que esta próximo mi fin,

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mis oídos próximos a cerrarse para siempre a las conversaciones de los hombres se abrirán para oír vuestra voz que pronunciará la sentencia irrevocable que determinará mi suerte por toda la eternidad

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mi imaginación agitada de horrendos y espantoso fantasmas quedará sumergida en mortales congojas y mi espíritu perturbado del temor de vuestra justicia a la vista de mis iniquidades, lucharé contra el ángel de las tinieblas, que quisiera quitarme la vista del consuelo de vuestra misericordia y precipitarme al seno de la desesperación,

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mi corazón débil y oprimido por el dolor de la enfermedad estará fatigado y rendido a los esfuerzos que habrá hecho contra los enemigos de la salvación.

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando derrame mis últimas lágrimas síntoma de mi destrucción, recíbelas Señor en sacrificio de expiación a fin de que yo muera como victima de penitencia en aquel momento terrible

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mis parientes y amigos juntos alrededor de mil se enternecerán de mi dolorosa situación y os invocaran por mi

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

Cuando mi alma al extremo de mis labios saldrá para siempre de este mundo y dejara mi cuerpo pálido frio y sin vida aceptad la destrucción de él como un homenaje que voy a rendirme a vuestra divina majestad.

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!

En fin cuando mi alma comparezca ante vos y vea por primera vez el esplendor de vuestra presencia; dignaos recibirla en el seno de vuestra misericordia para que canté eternamente vuestras alabanzas.

! Jesús misericordioso! Tened compasión de mi!


Señor, Cristo Nazareno que después de cinco años vuelves a recorrer las calles de tu cuidad y vas tocando los corazones de los habitantes

A tus pies dejo esta oración...

TXT LIBRO DE ORACIONES

6 comentarios:

Diosaoasis dijo...

Dios nos ilumine siempre una oracion siempre es grata para nuestra vida.

Saludines.

Diosaoasis dijo...

Diosito nos ilumine siempre.

Saludin

La Gata Coqueta dijo...

Como ya sabes estoy descansando unos días, lo que me ha prohibido el famoso tiempo pasar a felicitarte el fin de semana. Pero sí, hoy puedo disponer de un instante y al menos despedirte el domingo con la alegría que siempre llevo impresa en mi interior.

Deseando que inicies una semana donde se cobijen todas las ilusiones que ya tengas trazadas sin rendirte a hacerlas posibles.

Un beso te dejo acompañado de una leve sonrisa, que en mi se proyecta de armonía cuando te estoy escribiendo estas letras.

Marí

La Gata Coqueta dijo...

Estamos viviendo una de las semana de más recogimiento del año, celebrando los últimos días de Jesús, centrados en su pasión muerte y resurrección.

Siendo un motivo de gozo pasar a saludar felicitando la Semana Santa, sea celebrada o no, puesto que el sentimiento aflorá similarmente, con amor y paz hacía los demás.

Estos días pasados que me encontraba viajando, he sentido un extraño vacío en el interior al percibir la ausencia de quienes en días alternos departimos amigablemente las cosas que van surgiendo al azar.

Y en estos momentos que ya he regresado, me vuelvo a encontrar con la plena satisfacción de estar rodeada por las atenciones de los amigos, que como hermanos vamos compartiendo.

Con sereno pensamiento te dejo...

Un beso en cada una de las mejillas, envuelto por el color aterciopelado de tu sonrisa.

María del Carmen

Diosaoasis dijo...

Que tengas una maravillosa semana llena de reflexión. Y mucha compañía de tus seres queridos.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola, me has hecho pasar un rato pensando si yo era tu seguidora, entre tantos hay veces que si no voy o vienen a mi,a visitarme, no os conozco, así que he venido hasta tu casa y veo que tenemos amigos comunes, pero que efectivamente no te conocía.
Pues gracias por tu comentario. Si lo deseas puedes hacer nido en mi casa, yo estaré a tu lado, yo no lo hago antes, porque me lió y es mejor así, si lo haces , después de ponerte en el blog principal de seguidora, ponte en el blog de premios que está en la primera pluma de oro, es el lugar donde selecciono para dar premios.
Gracias
Y feliz semana Santa
. Ya entro en retiro.
Te dejo un beso de mi ternura
sor.cecilia