10 de diciembre de 2012 | By: Edy Salazar U.

Ven Señor te esperamos

SEMANA II


Al encender estas dos velas, Señor, queremos significar nuestra misión de centinelas ante el mundo, de la luz de Dios. Que seamos, en medio de esta generación, sencillos, hijos de Dios, sin tacha, para que brillemos con tu luz, como estrellas en medio de la sociedad, como San Juan Bautista, sepamos levantar nuestra voz creyente para que el mundo no camine en tinieblas.

Te pedimos, ser luz .Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. En la unidad con Dios Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Lectura Bíblica Marcos 1,1-8

Pongámonos en presencia de Dios y meditemos:

¿Cómo me preparo para vivir este período de espera del Señor? ¿Tengo algún plan concreto para vivirlo en familia?

Se finaliza con el rezo del Ángelus o un padre nuestro y un avemaría.


SEMANA III

Como Juan Bautista, Señor, queremos ser testigos de la luz No permitas que apaguemos en nuestro interior el fuego del Espíritu: que nos mantengamos ardientes hasta la llegada de tu Reino. Que estas tres velas encendidas Sean el signo de la constancia de nuestra oración, en nuestra vida por Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros; queremos vivir continuamente mirando su rostro y extendiendo su amor. Enciende nuestro amor y danos fidelidad en la oración. Por Jesucristo, nuestro Señor que vive y reina con Dios Padre en unidad con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Lectura Bíblica Mt.1,-1-6

Se finaliza con el rezo del Ángelus o un padre nuestro y un avemaría



3 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Me ha encantado tu blog esta lleno de emociones

PEPE LASALA dijo...

Tus amigos de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea te desean de corazón Feliz Navidad y próspero Año Nuevo. ¡¡¡ PAZ Y AMOR !!!

La Gata Coqueta dijo...





Quiero que el espíritu
De la Navidad haga
para ti Edy…
De cada deseo una flor
De cada lágrima una sonrisa
De cada dolor una estrella
De cada suspiro una melodía
De cada beso una esmeralda
Y de cada corazón una dulce morada…
Para continuar caminando
Por la vereda de la vida enamorada…

Un abrazo de esperanzas
Y un beso de añoranzas.

¡¡Feliz Navidad para ti y familia!!

Atte.
María Del Carmen