10 de diciembre de 2011 | By: Edy Salazar U.

Encendemos una vela más



Amig@ nuestra espera se acorta  pronto tendremos al tierno infante  haciendo presencia en nuestro hogar y principalmente  en nuestro corazón.
Los invito a encender esta  tercera vela   reunidos en torno al fuego del amor a Dios y a su madre la Virgen María.

SEMANA III
(Vela rosada)
Como Juan Bautista, Señor, queremos ser testigos de la luz No permitas que apaguemos
 en nuestro interior el fuego del Espíritu: que nos mantengamos ardientes hasta la
llegada de tu Reino. Que estas tres velas encendidas Sean el signo de la constancia de nuestra oración, en nuestra vida por Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros; queremos vivir continuamente mirando su rostro y extendiendo su amor.
Te rogamos que escuches nuestras oraciones, Oh, Señor, y por la Gracia de Su venida ilumina nuestras mentes oscurecidas: Tú, quien vive y reina con Dios Padre en unidad con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
Lectura bíblica, se finaliza con un padre nuestro y un avemaría

En este Tercer Domingo de Adviento, es Domingo de Júbilo, la Iglesia teniendo la esperanza gozosa por la venida del Salvador. Encendemos la vela de color rosa y estamos felices porque nuestra redención ya está muy cerca. “Gaudete” es una palabra en Latín que se refiere a la Antífona que comienza diciendo: “Gaudete in Domino simper: iterum dico, Gaudete[Regocíjate siempre en el Señor, te repito, Regocíjate

(las oraciones son tomadas de la red)

4 comentarios:

Angeles dijo...

Compartimos la luz y la espera en la seguridad de la llegada, sabiendo que brilla y permanece en nosotros.
"Gaudete in Domino simper: iterum dico, Gaudete”
Un fuerte Abrazo.

La Gata Coqueta dijo...



Hoy tengo la satisfacción de acercarme a la cancela de tú cálido refugio, a dejarte un ramito de hierbabuena recién cortado, salpicado con el afecto y cariño que he conservado durante mi larga ausencia.

Sintiéndome arropada por estos serenos días de la Navidad, que van desplegando sus modestas alas para iluminarnos, haciendo que nos sintamos más cercanos aún si cabe.

A partir de este instante seguiré dejando la estela de mi presencia, en unas letras que han sido meditadas con la claridad del entendimiento.

Un beso en cada una de tus mejillas, deseando que la felicidad sea la portadora de brillantes momentos para ti, en cada espacio del día!!

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...



Te deseo un fin de semana
tan hermoso como un abrazo,
que en este momento
contigo comparto.

María del Carmen

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias por tu bella visita.
También yo te deseo una Feliz Navidad
Con ternura
Sor.Cecilia