23 de mayo de 2012 | By: Edy Salazar U.

Recogemos flores para María


Dieciséis Flor de mayo: María peregrina
Meditación: María camino desde Nazaret a Jerusalén, fue a Belén y huyó a Egipto caminos difíciles cumpliendo la misión que el Padre le había encomendado. Hoy María sigue caminando Va de puerta en puerta llamando a las almas. Caminemos con Ella pongamos nuestros ojos en el Cielo para que un día sea nuestro.
Oración: ¡Oh María peregrina, oh María Purísima!. Haz que te imitemos llevando la luz de Dios a cada corazón, y siendo como Tú testimonio de evangelización. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Caminar es evangelizar: llevemos nuestra fe cristiana a demos testimonio de amor a Cristo y a María.
  
Diecisieteava Flor de mayo: Modelo de entrega a Dios

Meditación: “Después salió y vio un publican y le dijo: sígueme, él, dejándolo todo se levantó y lo siguió” (Lucas 5,27). Todos somos sus discípulos, ¿pero realmente lo somos?. ¿O hipócritamente queremos llamarnos cristianos de acuerdo a nuestras comodidades y conveniencias, somos apóstoles y no falsos profetas que repetimos con la boca la Santa Palabra y hacemos lo contrario con nuestras obras
Oración: ¡Oh María la elegida, la prometida de Dios!. Pon en nuestro corazón el ser servidores de Dios como lo fuiste tú, con humildad para caminar hacia la Verdad. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Ayuno de algo que sea muy personal y apetecible, ofreciendo a Dios podrás hacer esta pequeña mortificación.

Dieciochoava Flor de mayo: María, para Dios toda la gloria
Meditación: Cuando Jesús comenzó a predicar la gente lo aclamó Profeta, Varón de Dios María estaba oculta, en su soledad Ella no atraía sobre sí la fama ni la gloria como Madre de tal Hijo. Así debemos ser nosotros, dispuestos a procurarle Gloria a Dios, con nuestros trabajos y obras, Estemos presentes como María en el Calvario, donde no hay palmas ni laureles, sino injurias y ofensas para compartirlos con Jesús.
Oración: ¡Oh María Madre de la modestia!. Haz que nuestra alma no permanezca ciega por nuestras vanidades y miserias, que seamos a su semejanza mansos y humildes Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Meditar sobre nuestra tendencia a hacer obras buenas buscando el reconocimiento y halago de los demás y no el de Dios.

Diecinueveava Flor de mayo: Estrella de la mañana
Meditación: María, como el lucero del alba, nos anuncia el Nacimiento de Jesús, Sol de Justicia. Ella, la puerta del Cielo, nos sube peldaño a peldaño hacia su Hijo Amado, pidiéndonos con amor que tengamos humildad de corazón, como verdaderos discípulos. Seamos sinceros y de corazón recto para subir de su mano al Cielo.
Oración: ¡Estrella de la mañana, nuestra soberana!, marca nuestro camino para que no caigamos en ningún desvío y estemos siempre contigo. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Dar testimonio a alguien cercano sobre las virtudes de María.

Veinteava Flor de mayo: María Corredentora
Meditación: Llegaron los días del Calvario para el Hijo, y también para la Madre entrega al Cordero de Dios en oblación de amor. ¡Qué dolor! La Madre lo sigue por la calle de la amargura, el Gólgota busca en su hijo Jesús la preciosa mirada del Niño que alguna vez acunaba. y solo , veía los clavos como taladraban aquellas manos que un día la acariciaban…y aquellos Pies que tanto caminaron sanando y santificando la tierra seca.
Ella que escuchó sus primeras Palabras también las últimas miradas a su Madre amada,. Perdón María porque sola te dejamos, porque no queremos nuestro pequeño calvario, perdón por preferir sólo vivir para mí, lleno de egoísmos perdón por decir que mi cruz es pesada, todos esos clavos que debieron ser míos.

Oración: ¡Oh María Dolorosa, Oh Madre Corredentora!. Hazme un alma piadosa que esté junto a ti en el Calvario quiero participar del dolor de la Cruz para ser como tú Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Meditar sobre nuestro destino junto a la Madre, que nos enseña el camino de la Cruz junto a su Hijo, Jesús, como Ella lo hizo.

Veintiunava Flor de mayo: María en la Resurrección
Meditación: María en la soledad, en el dolor esperaba en la Resurrección la promesa del Señor. Ella con su Corazón herido esperaba el cumplimiento de lo por su Hijo anunciado. Ella creía que su Hijo resucitaría. Oh alma mía, si alguna vez te agobia el peso de la cruz, confía en las delicias de la divina bondad, que Ella te consolará, te abrazará, te hará esperar segura de que Dios jamás te abandonará y te la hará más llevadera, tu cruz
Oración: ¡María fortaleza de toda agonía, María esperanza mía!, fortaléceme en la fe y en la esperanza también, seguro de que a Jesús me haréis ver. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Meditar el dolor y el temor de este día, y entregarlo a María confiado en que será Ella la que intercederá ante su Hijo para que El se haga cargo de nuestra vida.

Veintidósava Flor de mayo: María espero orando al Espíritu Santo
Meditación: En Jerusalén, María aguardaba junto a los apóstoles la venida del Espíritu Santo, y lo hacía orando. “A cada cual ha dado Dios cargo de su prójimo” dice el apóstol. La oración y el amor nos señalan a Dios como signo de vida  y santificación, darse por los demás y orar por, los justos y pecadores, por los conocidos y los que nunca hemos visto, por los que te quieren bien y te quieren mal. ¡ORA Y A DIOS ESCUCHARÁS!.
Oración: ¡Oh María, la que en Dios siempre confía, oh María, Reina mía!, alcánzame el don de la piedad y enséñame a todo dar, para así con Dios hablar. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Borrar nuestra vanidad y preparar nuestra alma para que sea un lugar donde pueda estar el Espíritu Santo.

Veintitrés Flor de mayo: María, la alegría del Pentecostés
Meditación: El día del Pentecostés llegó y el Espíritu Divino descendió cubriendo a todos con el Fuego del Amor y la Purificación, de Dones los llenó y María llena de alegría vio a los discípulos de su Divino Hijo ser bendecidos. Agradece cuando vea descender gracias del Cielo sobre sus hermanos, anticipando para Gloria de Dios y bien de la Iglesia
Oración: ¡Oh Virgen Santa, Madre de alabanza, que descienda sobre todos tus hijos el Espíritu Divino, para que seamos guiados por El. Repetir tres veces: Ven Espíritu Santo, ven, por medio de la poderosa intercesión del Corazón Inmaculado de María, Tu Amadísima Esposa, ven. Amén
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Invocar a través del Inmaculado Corazón de María, Esposa del Espíritu Divino, la venida del Santo Espíritu sobre nosotros.
(oraciones tomadas de la red)

2 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...



¿A que huelen las flores?
Las flores huelen a romance primaveral…
Y sus pétalos es la obediencia de tus ojos
Para admirar la madrugada…
Cada fin de semana virtual.

Que tengas
un precioso día
sin mediar los enojos.

María del Carmen

PEPE LASALA dijo...

Edy, estas entradas del mes de María son preciosas, no sé qué voy a hacer sin ellas cuando llegue Junio, aunque seguro que nos deleitas con otras cosas bonitas amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/